Cómo el entrenamiento virtual puede reducir el riesgo laboral

La aplicación de la realidad virtual y realidad aumentada en los procesos de capacitación laboral son la nueva forma que las empresas están implementando para reducir la probabilidad de riesgo durante el entrenamiento. La visualización de procesos en primera persona puede darle una perspectiva más inmersiva a los usuarios y este factor se puede aprovechar en muchos ámbitos, incluyendo la medicina, educación, industrialización, entre otros.

De hecho, las tecnologías de realidad virtual en programas de simulación son muy usadas en la actualidad por empresas dedicadas a la medicina –especialmente en la rehabilitación física y psicológica– y otros rubros, como es el caso de la industria 4.0., donde cada vez es más común reemplazar los métodos de capacitación y manejo de procesos por programas informáticos, como es el caso de los simuladores de realidad virtual.

Estos programas pueden facilitar la captación de información y minimizar el tiempo de aprendizaje del usuario, un elemento que puede ser explotado por cualquier empresa. Pero, por desgracia, muy pocas empresas tienen conocimiento del uso de simuladores en 3D, simuladores de realidad virtual o cualquier otra aplicación de las tecnologías de inmersión, como es el caso de la realidad aumentada y mixta.

Por ese motivo llegué a la conclusión de que, así como hay muchas empresas grandes que aún no quieren dar el paso a la era digital, también habrá una minoría de emprendedores y empresas pequeñas que desconocen sobre el entrenamiento virtual y sus múltiples beneficios. Por este motivo a continuación comenzaré hablar sobre el entrenamiento virtual y cómo el uso de simuladores de realidad virtual puede ser aprovechado en cualquier ámbito empresarial, incluyendo, por supuesto, el tratamiento para pacientes con discapacidades físicas o con alguna afección que le dificulte el movimiento normal de los brazos o piernas.

¿En qué consiste el entrenamiento virtual?

Desde un punto de vista comercial, el entrenamiento virtual consiste en estudiar qué tipo de realidad virtual es la idónea para simular un proceso que ayude a manejar maquinaria, prever cualquier falla que se pueda presentar y, por supuesto, mejorar la capacitación de los empleados en las distintas áreas de la empresa. En este último enfoque es donde más empresas llegan a mí con preguntas como: ¿qué tipo de estrategia debo emplear para emplear un entrenamiento virtual? ¿Es factible cambiar los métodos de capacitación que tengo por unos totalmente virtuales? ¿Es seguro para la salud de las personas?

La realidad es que el entrenamiento virtual siempre será una apuesta segura para las empresas del siglo 21. El crecimiento acelerado de las tecnologías y la constante necesidad de las empresas por incrementar su producción (y ganancias) son uno de los tantos motivos que me llevan a apostar por la aplicación de sistemas virtuales en la industria 4.0., una tecnología que va más allá de lo pensado.

Las estrategias para emplear un entrenamiento virtual dependerán de lo que estés buscando

Volviendo a las preguntas, las estrategias para emplear un entrenamiento virtual dependerán de lo que estés buscando. Te pondré un ejemplo: si tu empresa se dedica a hacer cerveza casera y estás planeando incorporar maquinaria para agilizar el proceso de producción, es probable que tus empleados –los cuales han estado trabajando codo a codo con métodos viejos y arcaicos– se vean afectados por la inclusión de herramientas nuevas. Una forma de concientizar a los empleados sobre las ventajas de la maquinaria y el modo en que deben usarla –incluyendo, por supuesto, la supervisión humana que nunca puede faltar–, es por medio de simuladores que les ayude a conocer cómo manejar las nuevas maquinarias para producir la cerveza.

Por otro lado, en el entrenamiento virtual entra en juego otros factores, como es el caso de la factibilidad y la seguridad de los usuarios. El primero puede suponer un reto para ti si no estás en la capacidad para invertir en un simulador de realidad virtual propio y los dispositivos compatibles para sacarle provecho. Todo el proceso para modernizar la capacitación de tu personal es una apuesta segura y a largo plazo verás los frutos con un personal capacitado, adecuado a las nuevas tecnologías, con flexibilidad de mente y toma de decisiones inteligentes que minimicen las probabilidades de riesgo laboral.

Unido a lo anterior está el tema de la seguridad. Para empezar, los lentes de realidad virtual no pueden ser utilizados por un periodo prolongado porque pueden provocar síntomas médicos como fatiga visual, dolor de cabeza, entre otros. Ten en cuenta que tus empleados lo usarán para aprender sobre una determinada tarea, y por ello no necesitarán invertir horas y horas usando los lentes de RV. Lo ideal es que el simulador de realidad virtual tenga una duración limitada, de modo que el empleado pueda realizar la simulación y captar la información en cuestión de minutos. Y, en caso de no haberla procesado, tener la oportunidad de repetirla hasta aprenderla, pero sin llegar a sobrepasar sus límites físicos.

¿Conclusión? Los entrenamientos virtuales son mucho más seguros que los entrenamientos convencionales, en especial si te enfocas en los accidentes que suelen sufrir los empleados durante las pruebas de maquinaria pesada o incluso cuando se desea hacer procesos de mayor envergadura como es el cambio de temperatura de una planta, por nombrar alguno.

Uso de simuladores, uno de los entrenamientos virtuales preferidos

Los simuladores son programas diseñados para simular un proceso en tiempo real y, en mi opinión, una de las mejores opciones para realizar entrenamiento sin riesgo. Con ellos es posible reproducir una situación de trabajo en el que sea vital la toma de decisión, ya sea tratando con maquinaria o con equipos industriales como las grúas o cualquier otro que requiera de la mano humana. El riesgo de sufrir un accidente es nulo cuando se está en una simulación de realidad virtual, por lo que las empresas garantizarán que sus empleados reciban toda la capacitación necesaria sin tener tutoría o práctica real.

A través de los simuladores de realidad virtual las empresas gozan de muchas alternativas para mejorar el rendimiento de sus empleados, puesto que podrán realizar entrenamientos realistas sin tener que poner en riesgo su vida, pero también tienen la oportunidad de interactuar en tiempo real con algunos procesos mecánicos de alto riesgo, repetir un tutorial varias veces e incluso tener una simulación de una situación de riesgo (como un incendio) que le ayudará a prepararse psicológicamente ante cualquier eventualidad. En general, los usos de los simuladores de realidad virtual no tienen limite, y en gran medida dependen de la necesidad del cliente y de la creatividad y destreza de los desarrolladores.

Conclusión

Sin importar para qué sea el fin en el que se quiere implementar las tecnologías inmersivas, en la actualidad cada vez más empresas están apostando por la aplicación de la realidad virtual en el proceso de aprendizaje y adiestramiento del personal, así como en otras áreas enfocadas en el control de procesos mecánicos.

En los años que llevo de experiencia en el área he tenido que toparme con empresas que ni siquiera tienen conocimiento sobre qué es la realidad virtual y realidad aumentada –¡y ni hablar de la mixta! –, y, por ende, no estaban familiarizadas con las ventajas que supone utilizar sistemas virtuales en los procesos industriales o cualquier otra aplicación, como es el caso de los simuladores de cirugías que les permiten a los cirujanos realizar prácticas previas pre operatorias. Sin embargo, este no es el único problema.

Estamos ante una nueva generación que no está adecuada a los métodos de enseñanza convencionales basados en el aprendizaje tradicional didáctico o autodidáctico–, y por ello, la capacitación que realicen las empresas debe estar diseñada en el modo de retención de información que maneja esta nueva generación de trabajadores. A mi parecer, este nuevo método debe ser rápido, específico y flexible. ¿Y qué mejor que utilizar simuladores de realidad virtual para capacitar a un empleado en una determinada tarea?.

La inclusión de las nuevas tecnologías siempre será una apuesta segura para aumentar la productividad, pero también para que los usuarios puedan experimentar de primera mano los posibles riesgos que pueden enfrentar en caso de tomar una mala decisión. Pero, hay otro factor que hace la diferencia entre la capacitación convencional y la virtual: la posibilidad de generar emociones en el usuario.

La realidad virtual es una ventana a un mundo de posibilidades infinitas, en las que los riesgos cotidianos no forman parte del mundo. Y, esto, sin duda alguna, es uno de los encantos que la nueva generación disfruta al máximo.

Soy un fiel creyente del aprendizaje inmersivo, y la propuesta de entrenamiento virtual les permite a las empresas mejorar la capacidad de retención de sus empleados y reducir el tiempo de capacitación técnica en una determinada especialidad.

Es por esto y más motivos que la introducción de la realidad virtual en la capacitación laboral proporcionará un entorno amigable en donde los trabajadores podrán concientizarse sobre los posibles riesgos en una determinada situación y cómo podría verse afectado su integridad física o psicológica al no tener herramientas para enfrentarlo.

Escrito por: Johnny Aguirre Salazar
CEO WOW Emotions
johnny@wowemotions.com